De cabeza al Thyssen!!!

Si viviera en Madrid, no lo dudaría un segundo, me iba de cabeza al museo Thyssen para ver la exposición sobre Givenchy.

Comisariada por el propio Hubert de Givenchy ( que cuenta con casi 90 años ), muestra una retrospectiva de sus diseños en la “maison” des de sus inicios ( 1952 ) hasta su retirada personal ( 1996 ); unos diseños que vistieron a lo más granado de la sociedad del siglo XX, destacando por encima de todo a su gran musa Audrey Hepburn.Portrait Of Audrey Hepburn & Hubert De Givenchy

A parte de la evidencia que me encantaría poder ver estos trajes en directo, hay algo detrás de este “savor faire” que inevitablemente encuentra con este diseñador un punto y final. Con él se cierra una época en que las clases sociales altas y adineradas vivían como pocos podemos imaginar y vestían como tantos otros pocos podían. A mi me gustaría ir a visitar estos vestidos con un audífono repleto de todas sus historias, explicadas por la voz del modisto o de cualquiera que llegase a relacionarse con él y con sus trajes; costureras, damas de alta cuna… porqué como dice una de sus grandes amigas y, de hecho, quién consiguió que finalmente se realizara esta exposición, la Sra. Sonsoles Díez de Rivera ( a su vez hija de la Marquesa de Llanzol, musa de Balenciaga )…”Antes nos poníamos las medias y el vestido, no nos hacía falta nada más. El vestido se adaptaba a tu piel. Esas telas, esos corchetes y automáticos forrados, esos bordados espectaculares ya no existen. Ya no hay costureras que cosan todo eso a mano. Me gustaría organizar una exposición con trajes de Alta Costura del revés, para que se vean bien los remates tan perfectos. Ya no hay dinero que pague todas esas horas extra de costura. Yo aún tengo algún modelo que me pongo, pero apenas hay ocasiones y la gente, cuando te ve así vestida, se cree que vas disfrazada. La última vez que me puse un modelo de Alta Costura fue para ir a la inauguración de la exposición de Armani en el Guggenheim, hace años. Armani quedó fascinado con mi bata de cola de Balenciaga. Me dijo que era una llama de luz entre la multitud y no dejó de tocarme el vestido en toda la noche”. Lo dicho, mil historias…

Esta última cita está literalmente extraída de un artículo de El Mundo, a mi parecer impecable por toda la información que nos da sobre el diseñador y sobre esta época que, poco a poco y con bastante silencio, va desapareciendo. Os dejo el enlace aquí y, por si decidís visitarla, el enlace con el Museo Tyssen aquí.  Disfrutad de la semana!

hubert-givenchy-3 14134974325614 117480_540x1029

Fuente: El Mundo, Museo Thyssen, Google

 THANKS FOR READING!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s